La amplia disponibilidad de plástico en muchos países ha facilitado el desarrollo de un método de conservación de grano que no necesita insecticidas. Consiste en envolver una pila de sacos en plástico, hacer el vacío con una bomba de aire, e introducir después dióxido de carbono. El método está descrito en detalle en este artículo (2005 FFTC , en inglés, pero con fotos muy descriptivas).

Las visitas que recibe este blog son en su mayor parte para cuestiones relacionadas con centros de acopio. Para ver todo lo que se ha publicado, haz clic en el apartado de categorías de la derecha. Ahí está todo.

Anuncios