Cargill acaba de donar cinco millones de dólares en arroz para la hambruna del Cuerno de África (gracias Imma por la noticia). Bienvenidos sean, porque hacen mucha falta. Pero una vez agradecida la donación, no estará de mas recordar este epigrama de Juan de Iriarte:

El señor don Juan de Robres,

con caridad sin igual,

hizo este santo hospital…

y también hizo los pobres.

Cargill tuvo unos ingresos de ciento ocho mil millones de dólares (107.800.000.000) en 2010, justo después de la crisis alimentaria. Si hacemos cuentas, la donación de 5 millones representa un 0,0o5% de sus ingresos. Durante la última crisis alimentaria, este Juan de Robres del negocio de granos contribuyó a la creación de 44 millones de nuevos pobres (esto es difícil de demostrar, pero los beneficios obtenidos durante la crisis son conocidos). El 90% del negocio de granos mundial está en manos de Cargill y tres firmas más (Bunge, ADM y Dreyfus). Tienen, pues, una gran responsabilidad en las subidas de precios. Gracias por el arroz, Cargill.

Anuncios