La razón de que haya pasado tanto tiempo sin pontificar desde este púlpito es simple: una mudanza, dos viajes (Etiopía y Bolivia) y una afición recuperada: la jardinería. La mudanza ha permitido la jardinería, los viajes indican que sigo en el mismo trabajo, y el tiempo ahora es más escaso, debido a la necesidad de serrar, podar, cavar, regar y cosechar de vez en cuando. Espero poder dedicarle algo, porque escribir en el blog también es divertido.

Aquí va una foto que salió en el blog de Chris Blattman, pero que originalmente es de aquí:

El blog original no aclara quién de los dos conduce. Este sistema podría abaratar muchísimo los costes de transporte de ganado. ¿Necesitará la novilla un entrenamiento especial?