Para prevenir que los niños de los pobres de Irlanda sean una
carga para sus padres o el país, y para hacerlos útiles al público”

Jonathan Swift escribió en 1729 esta sátira sobre el hambre en irlanda. Es una crítica demoledora sobre la pobreza en Irlanda, que cumple con el primer requisito de cualquier campaña publicitaria: no deja indiferente. Qué difícil, conseguir hoy en día la atención del público cuando se habla del hambre. Se lee en diez minutos.